=
Centro Diaporama Fotografía y Video Zaragoza
Facebook Centro Diaporama Fotografía y Video Zaragoza

DE VENTA ÚNICAMENTE EN LA ESCUELA

 

¡¡ ÚLTIMOS 100 EJEMPLARES !!

 

PRECIO: 20 euros

Estimados compañeros fotógrafos y amantes de la fotografía, he decidido hacer este libro después de varios años dedicados a la fotografía y a la enseñanza, debido a la necesidad que he observado entre compañeros y alumnos de un método directo y eficaz en la técnica fotográfica actual. Además creo que es un momento idóneo, ya que acabamos de pasar una etapa mágica de la historia de la fotografía comparable a aquella que se vivió en su nacimiento cuando los pioneros Niepce, Talbot, etc. descubrían un proceso tras otro e iban variando sus técnicas. Con la llegada de la tecnología digital ha pasado lo mismo, pero ahora ya es el momento de establecer un método de trabajo efectivo y concreto. No digo que este método sea el único, pero funciona y en el camino vertiginoso que es el de los programas digitales de retoque, aunque tendrá una vida corta, estoy convencido de que será una base estupenda para cualquier otro método que se desarrolle en el futuro.

 

En los años 40 del siglo pasado, Ansel Adams y Minor White sentaron las bases de trabajo sobre las que se construyó la forma técnicamente correcta de exponer un negativo con la cámara, procesarlo en el laboratorio y hacer que toda esa información tonal que se habían preocupado de registrar en el negativo fuera trasladada a un papel fotosensible, había nacido el sistema de zonas y ha convivido con nosotros los últimos 50 años de la era de la fotografía química.

Puede que a principios de este siglo la fotografía tal y como se inventó haya dado un vuelco importante con la llegada de la tecnología digital, y he de admitir que muchos nos confundimos al decir que las dos tecnologías iban a convivir juntas unos años y cada una se iba a instaurar en una parte concreta de la fotografía. Se vio muy pronto sus ventajas en la prensa y ese nuevo mercado emergente que se llamaba Internet, pero estaba claro también que en la fotografía artística, donde se valora el trabajo de la mano del hombre y la irrepetibilidad de la obra, lo tenía difícil. Nada más lejos de la realidad, la tecnología digital llegó para barrer literalmente a los procesos químicos y hoy en día nos debemos acostumbrar ya a llamar a las cosas por su nombre. Yo no creo que exista una fotografía digital y una fotografía química; la fotografía es fotografía, independientemente de la forma en que se haga ¿o acaso nosotros, los fotógrafos profesionales, nos hemos cambiado el nombre?. Antes no éramos fotógrafos químicos y ahora nos denominamos fotógrafos digitales, somos fotógrafos y punto.

 

Lo que sí es verdad es que la forma de trabajar ha cambiado y ha habido que adaptarse a ella. Lo malo es que cada uno ha investigado por su cuenta y se ha creado su propio método de trabajo diferente al de otro compañero y no siempre correcto, rompiendo la regularidad y repetición en los procesos, que es lo que nos da la máxima calidad como demostró Ansel Adams.

 

De eso precisamente trata este libro, de crear un método de trabajo eficaz, rápido y cómodo para las diferentes actuaciones que puede tener un fotógrafo profesional o un aficionado muy avanzado: la fotografía de prensa, la fotografía editorial y la creación de obra artística para exposición. En todos los casos se va a buscar la máxima calidad técnica de la foto, ya que se supone que es nuestro trabajo y vamos a obtener un dinero por él, pero además de una forma efectiva: con flujos de trabajo.

 

El temario del libro está dividido en 3 partes:

Una primera parte TEÓRICA de tres capítulos para que comprendas la fotografía digital actual incidiendo ya en la toma de la fotografía.

Una segunda parte PRÁCTICA de otros tres capítulos en la cual se muestra la forma adecuada de trabajar con los programas de retoque. Estos capítulos van en progresión y se abordan cada vez temas más complejos.

Una tercera parte de APÉNDICES que aborda temas de interés general para un fotógrafo profesional.

 

Por lo tanto para el aprovechamiento de este libro se presupone que el lector tiene un medio-alto de conocimientos fotográficos y un manejo suelto de la última herramienta que ha caído en nuestras manos, dándonos la libertad interpretativa de los positivos: El Gran Photoshop.

En mi trabajo como profesor de fotografía me he dado cuenta de que para que un fotógrafo funcione se tiene que dar una mezcla de dos elementos: talento artístico, que se demuestra con la visión de la luz y las formas, para seleccionar un encuadre y no otro y dominio técnico, que sería el necesario para saber manejar la cámara y los programas de retoque para llegar a esa visión que sólo el fotógrafo ve en su cabeza cuando está realizando la fotografía. Yo no puedo enseñar el primer punto porque creo que es innato y muy difícil de adquirir si no se posee: no se puede generar creatividad y cada uno está limitado por la que tiene, pero sí que os puedo conducir en la técnica, que por sí sola no puede llegar a hacer a un gran fotógrafo, pero puede hacer que por lo menos se supla en buena parte esa carencia, con la realización de una foto técnicamente perfecta. Además no existe límite en adquirir conocimientos técnicos y cuantos más tengamos más capacidad imaginativa desarrollaremos. Si no lo hacemos y dejamos que máquinas de fotos o programas de ordenador tomen decisiones por nosotros es imposible que entendamos el proceso fotográfico y nos estaremos negando el aprendizaje.

Hay que asumir pues que la realización de fotos es una difícil empresa. Es una toma continua de decisiones, desde el arte de trazar el límite entre lo que se incluye y lo que se excluye (encuadrar), pasando por una capacidad de síntesis visual inmediata, hasta el carácter expresivo que se le va a dar a una imagen con la exposición y el retoque. Por ello sólo de vez en cuando hacemos “la foto” de la que nos sentimos orgullosos, cuando esto ocurre es porque el autor ha conseguido ese difícil equilibrio entre arte y oficio que caracteriza a los grandes fotógrafos. Uno es fotógrafo cuando es capaz de imaginar un motivo de varias formas diferentes y de saber utilizar la técnica correcta para llevarlas acabo.

Con este libro lo que pretendo pues es darte una mayor confianza al abordar la técnica en el proceso fotográfico, para poder centrarte en la toma y en la realización artística de tus fotos, que es lo que las va a diferenciar de las de otro fotógrafo. También pretendo que liberes tu mente del pensamiento de que después de la toma va a haber un largo y difícil trabajo de post-procesado.

En resumen, que disfrutes de la fotografía sin perderte en el proceso.

 

 

 

 

PARA OBTENER MÁS INFORMACIÓN Y ACTUALIDAD SOBRE LA ESCUELA, CURSOS, TALLERES, ETC. VISITA NUESTRO BLOG Y FACEBOOK

Centro Diaporama Fotografía y Video Zaragoza Facebook Centro Diaporama Fotografía y Video Zaragoza

Reservado el derecho de reproducción o alteración total o parcial de las fotografías contenidas en esta web